logo mec

25 · Agosto · 2015

Académico USM dicta charla sobre transporte sustentable en importante congreso en China

Dr. Mauricio Osses, académico del Departamento de Ingeniería Mecánica, pertenece desde hace 15 años al International Sustainable Systems Research Center (ISSRC), institución sin fines de lucro que apoya a países en vías de desarrollo alrededor del mundo para que mejoren su calidad del aire.

Debido a su participación en el International Sustainable Systems Research Center (ISSRC) y sus trabajos relacionados, el Dr. Mauricio Osses, académico del Departamento de Ingeniería Mecánica de la Universidad Técnica Federico Santa María, fue invitado hace unas semanas al China US Clean Air Symposium, que organiza el Silicon Valley Technology Innovation and Entrepreneurship Forum y se realizó este año en la ciudad de Beijing.

Al Gore y M OssesSe trata de un evento al cual concurren destacados científicos y personalidades de la industria energética y la sustentabilidad, como el reconocido ex Vicepresidente de Estados Unidos, Al Gore, quien fue pionero en el temática del cambio climático por su revelador documental “Una verdad incómoda”.

La razón de este foro nace porque “China quiere aprender como los Estados Unidos logró reducir sus emisiones contaminantes sin frenar el crecimiento económico. Invitaron a destacados expertos norteamericanos que participaron activamente en el proceso que se desarrolló en EE.UU. durante las últimas décadas”, explicó Osses.

La situación actual del gigante asiático es similar a lo que se vivió en EE.UU. en los años ‘70, momento en que se presentaron graves episodios ambientales y fue necesario desarrollar la ciencia que explicaría los fenómenos ambientales que se produjeron. Una vez entendida la teoría e identificadas las principales fuentes responsables, se hizo necesario conformar una fuerte normativa ambiental de cobertura nacional y estatal (Clean Air Act), apoyada por organismos públicos encargados de hacer efectiva esta regulación (Environmental Protection Agency), donde por ley se imponen estándares de calidad de aire y se decretan planes de abatimiento para poder cumplir con estos estándares.

Mauricio Osses comenta que, a diferencia de EE.UU., China cuenta con todas las herramientas tecnológicas y el conocimiento científico para poder reducir sus emisiones y mejorar sus problemas de contaminación, por lo que deben reforzar su sistema normativo interno. “EE.UU. tuvo que empezar a encontrar soluciones tecnológicas que en ese momento no existían en el mercado, y tuvieron que desarrollarlas, como hicieron, por ejemplo, con los convertidores catalíticos que hoy usamos en prácticamente todos nuestros vehículos”.

Crecimiento explosivo

Correspondió abrir el Congreso de este año al ex vicepresidente de Estados Unidos, Al Gore, quien ofreció la última versión de su presentación sobre cambio climático, los recientes eventos meteorológicos extremos que han azotado distintas localidades en el mundo y la responsabilidad que tiene la actividad humana en este fenómeno. Luego correspondió el turno al profesor Kebin He, de la Universidad de Tsinghua, quien hizo un resumen de lo que sucede en Beijing y el resto del país, en materia ambiental. Y posteriormente, ambas exposiciones fueron complementadas por las opiniones de los norteamericanos, equipo en el que se encontraba Mauricio Osses como experto internacional en temas asociados al sector transporte.

“En mi caso particular me solicitaron hablar sobre las tecnologías comercialmente disponibles de bajo carbono para el transporte urbano. Es decir, vehículos híbridos y eléctricos que ya están en el mercado o sistemas con hidrógeno que también podrían aparecer más adelante. Mi charla consistió en mostrar a nivel mundial el nivel de penetración que tienen actualmente los vehículos híbridos y eléctricos en distintos países, las proyecciones de ventas a nivel mundial por región y por tecnología, y cómo China está abordando este tema”, comentó el académico.

El crecimiento del parque automotriz en China en los últimos diez años ha sido explosivo, “todo el mundo está comprando vehículos. Es el tercer país del mundo después de Estados Unidos y Corea del Sur con la mayor cantidad de vehículos eléctricos en su flota y pretenden seguir aumentando a través de incentivos, que además promocionan la industria local”, explicó Osses. De acuerdo a cifras 2015 de la Agencia Internacional de Energía, China posee 120 millones de vehículos híbrido/eléctricos (automóviles y buses) y 230 millones de bicicletas eléctricas.

Otro de los destacados expositores fue Chips Jacobs, autor de los libros “Smogtwon: the Long Burning History of Pollution in Los Angeles” y más recientemente “The People´s Republic of Chemichals”. En este último Jacobs describe el proceso chino, que paralelamente a un enorme aumento en su desarrollo industrial ha generado una gran cantidad de contaminantes con su consecuente baja en la calidad del aire. Mauricio Osses nos comentó que “en conversaciones que tuvimos con Jacobs, se interesó mucho en el proceso de calidad de aire que ha vivido Santiago y se refirió a la posibilidad de que yo me animara a escribir un libro sobre esto, considerando que nuestro país es un ejemplo para Latinoamérica en cuanto a gestión de calidad de aire. De hecho no hay un libro claro que muestre toda la evolución del proceso de calidad del aire que se implementó en Chile desde finales de los años ‘80, y sería un buen momento para hacerlo. La idea es que sea un libro más coloquial, no tan técnico, que le llegue al ciudadano común y corriente”.

Anterior al Congreso, el académico tuvo la oportunidad de visitar la empresa BYD en la ciudad de Shentzen, líder mundial en transporte eléctrico. “Ahí pude ver dos cosas muy interesantes,Visita BYD primero fue la nueva planta de fabricación de baterías de ferro-litio que acaban de inaugurar, que está prácticamente automatizada en su totalidad, y la que debe ser una de las plantas de baterías para vehículos más grandes del mundo. Lo segundo fue la visita a una planta de fabricación de buses, en la que pude observar toda la línea de producción, y en la que tuve el privilegio de ver los primeros dos buses eléctricos de doble piso que tenían como destino la flota de Londres”.

Posible convenio

Después de terminado el Congreso, Mauricio Osses se dirigió a una de las universidades públicas de China más importantes, la Universidad de Tsinghua, donde se reunió con la Dra. Liu Huan, de la School of Environment y el Dr James Lents de ISSRC. Con ambos lleva trabajando hace bastante tiempo y están desarrollando en conjunto un modelo computacional para estimar emisiones contaminantes de fuentes móviles, fijas y biogénicas (IED: International Emissions Database), así como un texto digital sobre gestión de calidad del aire para ciudades de economías emergentes (Air Quality Book).

“La idea es que la profesora trabaje con sus estudiantes desarrollando el inventario de emisiones en China y yo haga lo mismo en Latinoamérica, agrupando iniciativas similares en Chile, Colombia, Argentina, Perú y Ecuador”, indica. Junto a este trabajo, se abre la posibilidad de firmar un convenio entre la prestigiosa Universidad de Tsinghua y la USM. “Para ello tenemos que primero generar algunos artículos científicos en conjunto para demostrar que existe una línea activa de investigación. Ya existe un formato de ejemplo de convenio que ellos tienen con la Universidad de Riverside en California y vamos a tratar de hacer uno similar”, adelantó.

El convenio serviría para el intercambio de estudiantes entre China y la USM, para optar a recursos de investigación de ambos países y visitas de profesores en ambos sentidos.

Programa Acreditado -  Magíster en Economía Energética